Como se puede recuperar rápidamente de una lesión en el tendón de la corva

Una lesión o tensión en el tendón de la corva puede ser una lesión dolorosa e incluso incapacitante, pero hay un número de maneras de tratar esta condición, incluyendo el uso de estiramientos, yoga, fortaleciendo las fibras musculares, evitando ejercicios de piscina, aplicando hielo y calor, reposo y soportando el área lesionada.

Lesión en el tendón de la corva

Una lesión en el tendón de la corva se define como cualquier lesión, tensión o daño a las fibras del músculo del tendón de la corva, que es un grupo muscular formado por los tres músculos grandes situados detrás de la rodilla. Estas tres fibras de músculos, semitendinoso, semimembranoso y bíceps femoral) actúan y vinculan la rodilla a la cadera y son cruciales para las actividades de extender el tronco, flexionar la rodilla y rotar la pierna baja. Las principales actividades afectadas por el tendón de la corva son caminar, correr, saltar y mover el tronco en ciertas situaciones cuando las piernas son fijas. Claramente, se trata de un grupo muscular importante para realizar cualquiera de nuestras tareas normales, de subir las escaleras y montar en bicicleta a moverse y mantener el equilibrio.

Por lo tanto, cuando se produce una lesión en el tendón de la corva, es importante remediar la situación rápidamente, especialmente si es una persona activa, deportista o alguien que requiere el uso completo de sus rodillas y las caderas diariamente. Los lesiones de en el tendón de corva vienen en muchas formas, pero por lo general se relacionan con una distensión o un desgarro de las fibras musculares en uno o varios de los principales grupos musculares.

hamstringinjurySi desea recuperarse rápidamente, usted necesita permitir crecer las células y repararse el músculo dañado, si no, la lesión no se cura. Puede sufrir una tensión del tendón en la corva como un atleta fácilmente, pero afecta a las personas normales también, realizando actividades anormales, doblado de una manera incómoda o experimentar un accidente o una caída incómoda.

Los síntomas de una tensión del tendón en la corva pueden incluir una sensación de estallido o chasquido cuando la lesión ocurre primero, acompañado de una sensación de dolor aguda. También puede tener dolor o moretones en el lugar de distensión o esguince. Cuando se intenta caminar, agacharse, o mover los músculos de tendón de la corva, puede experimentar incomodidad, dolor o incapacidad para completar la tarea. En los casos más graves, donde el dolor es severo o la hinchazón no disminuye después de enfriar, es importante que consulte a un médico para asegurarse de que no hay daño tisular más grave o una lesión secundaria. Para la mayoría del tendón de la corva, sin embargo, los remedios caseros y cambios de comportamiento harán el truco. Ahora, echemos un vistazo a algunas de las mejores maneras de recuperarse rápidamente de una lesión en el tendón de la corva.

Como se puede recuperar rápidamente de una lesión en el tendón de la corva

Descanso: Mientras que esto no puede ser aceptable para las personas excesivamente activas y atléticas, la mejor manera de curarse a los músculos es descansar. Las células necesitan tiempo para aplicar su magia y rejuvenecer las células que se han dañado o roto. Si se está mudando constantemente alrededor del músculo dañado, este proceso tardará mucho más tiempo. Acepta el hecho de que usted puede tomarse unos días de la oficina o gimnasio, y cuidar de su cuerpo para asegurarse de que cura correctamente. Esta es la manera más pasiva, pero también más eficaz para prevenir una lesión de tendón en la corva de empeorar.

Una dieta adecuada: Asegúrese de que su dieta es rica en los nutrientes adecuados que pueden acelerar el proceso de curación de músculos y fibras. Los alimentos ricos en proteínas son la primera recomendación importante, como los aminoácidos son los bloques de construcción esenciales para la fibra de músculo en nuestro cuerpo. Necesitamos proteínas en nuestra dieta para que nuestro cuerpo continúe su crecimiento perpetuo y reparación de nuestras células. Las vitaminas A y C también son muy importantes. La vitamina C desempeña un papel importante en la producción de colágeno, que acelera la cicatrización de las fibras musculares. La vitamina A es una buena adición, debido a sus efectos antiinflamatorios en el músculo lesionado, que puede ayudar en el proceso de recuperación.

Estirar: Muchas lesiones en el tendón de la corva pueden ser causadas porque el músculo es simplemente demasiado “frío”, así que cuando se puso la fuerza excesiva, la fibra era más probable rasgar. Para aumentar la flexibilidad de sus tendones de la corva durante todo el proceso de recuperación, comienza a estirar rutinariamente por lo menos dos veces al día. Uno de los mejores ejercicios de tendón de la corva consiste en ponerse en el suelo al lado de una pared, poste o puerta de entrada y luego lentamente mover la pierna lesionada en la pared, haciendo el cuerpo una “L”. Se trata de un gran ejercicio que se puede hacer en diferentes intensidades, basados en cómo el proceso de curación ha sido progresado.

Hielo y calor: Como cualquier lesión en músculo, aplicación de hielo y calor puede ser una manera eficaz de reducir rápidamente la hinchazón y la inflamación, mientras que también estimula el flujo sanguíneo para acelerar el proceso de curación. Este proceso alternativo también es bueno para aliviar el dolor. Inmediatamente después de la lesión, es mejor atenerse principalmente de hielo, utilizando bolsa de hielo 3 – 5 veces al día. En el segundo y tercer día de recuperación, compresas caliente, jacuzzi o baño caliente puede agregarse al régimen de recuperación.

Soportar el músculo: Cuando los músculos no están en uso, asegúrese de que son soportados y no se sufre ninguna tensión pasiva o innecesaria. Soportar la pierna con almohadas mientras se echen y utiliza muletas o una silla de ruedas si posible o conveniente de hacerlo. Cualquier estrés adicional o uso sólo debilitará el músculo, especialmente en las primeras 24 horas de recuperación.

Fortalecimiento: Hay muchos diferentes ejercicios que se recomiendan para la recuperación de lesiones en el tendón de la corva, particularmente una vez que el proceso de curación está bien. Usted debe evitar el ejercicio en primeros pocos días de la semana, dependiendo de la severidad de la lesión, pero es importante mantener los músculos en buena forma como está curando, para asegurarse de que obtendrá el uso completo del músculo tan pronto como sea posible.

Yoga: Durante miles de años, el yoga ha proporcionado una forma calmante y suave de ejercicio que es bueno para el cuerpo y la mente. Después de una lesión, puede haber efectos secundarios tanto físicos como psicológicos, y mientras que el tendón de la corva no es generalmente muy grave, todavía puede ser bueno para mantener la cabeza en el recto. Yoga es conocido para bajar ansiedad y niveles de estrés, mejorar el sistema inmunológico y aumentar el metabolismo, que pueden ayudar a la cicatrización de su lesión.

Una palabra final de advertencia: Si experimenta dolor continuo e inflamación severa por más de 48 horas, usted puede experimentar una lesión más grave que requiere atención médica. Use su mejor juicio, pero ten en cuenta que estos remedios caseros se recomiendan principalmente para lesiones menos graves a este grupo de músculos claves.


What do you think?

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry, you must be logged in to post a comment.
Download our App