Ritmo Cardíaco: Mitos Y Verdades

Nuestro corazón es una parte increíblemente importante de nuestra vida y nuestro ritmo cardíaco puede decirnos mucho sobre nuestra salud y el bienestar general. Conocer algunos de los mitos y verdades sobre ritmo cardíaco le dará una mejor imagen de su condición cardiovascular.

Ritmo Cardíaco

El número de veces que su corazón late cada minuto se conoce como ritmo cardíaco (RC) y proporciona una buena forma cuando evalúa su salud cardíaca. Como usted envejece, es probable que cambie su ritmo cardíaco, que podrían ser una indicación que está desarrollando una enfermedad cardiaca. Su ritmo cardíaco también fluctúa basado en su nivel de actividad; por ejemplo, durante usted hace ejercicio, incrementará, porque más cantidad de sangre se bombea a través de su cuerpo para repartir sangre oxigenada a los músculos y otros órganos del sistema que realizan trabajo. Del mismo modo, el ritmo cardíaco se influye por factores estresantes; cuando usted está asustado o ansioso, su ritmo cardíaco puede aumentar debido a la presencia de hormonas de estrés en su cuerpo; esta explosión de la “energía” está vinculada a nuestra respuesta de “lucha o huida”. Sin embargo, éstas son las fluctuaciones normales en el ritmo cardíaco, y una vez que usted ha completado su entrenamiento o ya ha pasado la situación estresante, su pulso debe volver a un nivel normal.

healthyheartHay muchísimas informaciones sobre el ritmo cardíaco – algunos son verdaderos y otros son falsos. Para protegerse y asegurar una vida larga y saludable, es importante saber todos los datos correctos acerca del ritmo cardíaco. Si usted tiene un ritmo cardíaco elevado o deprimido, podría significar una amplia gama de enfermedades cardiovasculares, así como el riesgo de un derrame cerebral, hipertensión de manera repetitiva, aterosclerosis y mucho más. Cuando observe cualquier anormalidad en su ritmo cardíaco, tales como un ritmo cardíaco elevado o deprimido, o si se siente mareado o aturdido sin motivo claro, debe hablar con un médico inmediatamente.

Las Verdades Sobre El Ritmo Cardíaco

Dónde medir el ritmo cardíaco: Hay un número de lugares en el cuerpo humano dónde se puede medir la frecuencia cardíaca. Colocando los dedos sobre estos puntos claves (muñecas, región laterales del cuello, dentro de su codo), se puede sentir la sangre bombeando normalmente debajo de la piel. Por contar el número de latidos que observe en 30 segundos, y después usted puede doblar ese número para determinar su ritmo cardíaco. Un cronómetro es siempre beneficioso para este. También, muchos equipos de fitness portátiles que han aparecido en los últimos años y son bastante precisos para medir el ritmo cardíaco. Esto podría ser una buena opción para alguien que sufra de riesgo de problemas cardíacos o quiere estar más informado sobre su ritmo cardíaco.

Cuándo medir el ritmo cardíaco: Como se mencionó arriba, la frecuencia cardíaca fluctúa basado en nuestro nivel de la actividad, pero su frecuencia cardíaca en reposo debe ser bastante estándar. Cuando usted está sentado o acostado, y no está estresado o enfermos y es relativamente tranquilo, se puede medir su ritmo cardíaco. Mientras muchas personas también les gustan medir su ritmo cardíaco durante el ejercicio, para evaluar la salud básica de su corazón, mide su ritmo cardíaco cuando usted esté tranquilo y relajado.

Un ritmo cardíaco “Normal”: El cuerpo de cada persona es diferente, que significa la frecuencia cardíaca también es diferente. Sin embargo, hay un rango “normal” que generalmente se considera saludable. El rango típico para un corazón sano es de 60-100 latidos por minuto, pero los estudios recientes han encontrado que las frecuencias cardíacas más de 75 latidos por minuto todavía pueden revelar signos de angustia cardiovascular y aumentan el riesgo de ataque del corazón. El punto adecuado está entre 60-70 latidos por minutos, y para mayoría de las personas relativamente sana, sus ritmos cardíacos seria 60-70 latidos por minutos.

Cambiar su ritmo cardíaco en reposo: Aunque pueda parecer contra intuitivo, hacer ejercicio y bombear su ritmo cardíaco de vez en cuando le ayudará realmente a bajar su frecuencia cardíaca en reposo. El corazón debe trabajar más para administrar todas las actividades del cuerpo en las personas que son menos aptos. Esencialmente, cuanto más sano usted está, su cuerpo será más capaz de descansar y relajarse, que resulta en bajar el ritmo cardíaco en reposo y una posibilidad significativamente reducida de ataques cardíacos y derrumbe cerebral. Ahora, los niveles moderados de ejercicio no pueden cortar, sobre todo si su frecuencia cardíaca en reposo ya está rondando alrededor de 60. Algunos mejores deportistas tienen un ritmo cardíaco en reposo de 40 latidos por minuto, pero eso es bastante raro y es el resultado de años de entrenamiento.

Otras Variables de la frecuencia cardíaca: Hay muchos factores externos e internos que pueden tener un impacto sobre la frecuencia cardiaca. Por ejemplo, la temperatura exterior, y los niveles de humedad, pueden afectar la frecuencia cardíaca por 5-10 latidos por minuto. Su peso también puede tener un impacto ligeramente, como las personas obesas tienden a tener el alto ritmo cardíaco en reposo y aún la manera de sentar o estar de pie puede causar fluctuaciones. Si desea evaluar su salud general y el ritmo cardíaco, mide su pulso a la misma hora todos los días, en las mismas condiciones.

Mitos Del Ritmo Cardíaco

Estrés crónico: Muchas personas piensan que tener un alto ritmo cardíaco en reposo (más de 80 latidos) significa que ellos están crónicamente estresados, y que su cuerpo es incapaz de descansar o relajarse. La cosa es que muchas diferentes emociones o experiencias pueden causar a subir o cambiar su pulso, como se mencionó anteriormente. Incluso levantarse después de acostarse puede causar un aumento en el pulso, como ciertos medicamentos y alimentos. Mientras que el estrés puede ser un factor que contribuye a un ritmo cardíaco elevado, no significa que es la única causa.

Ataques al corazón: Cuando su corazón “pierde el ritmo” o parece que palpita más rápido para unos momentos, no se asuste inmediatamente. Estos casos no son, de hecho, los ataques al corazón. Son palpitaciones, y mientras que podrían significar un riesgo o un mal funcionamiento temporal del corazón, son raramente peligrosas para la vida. También puede ser causada por muchas variables diferentes, incluyendo fatiga, alcohol, cafeína, fumar, fiebre y varios medicamentos.

Ejercer el ritmo de cardíaco: Como se mencionó anteriormente, muchas personas disfrutan monitorear su ritmo cardíaco durante el ejercicio, pero relativamente hay poco valor en él para la mayoría de las personas. Gamificar su régimen de ejercicio puede ser una buena técnica de motivación, pero dado que su ritmo cardíaco depende de la intensidad de su ejercicio, además de otras variables impredecibles que ya se mencionó, las medidas no proporcionan resultados informativos. A menos que usted sea un atleta de primera categoría que monitorea cada fluctuación para mejorar el rendimiento, así que sólo disfrute de la rutina y deje su cronómetro en casa. Dicho esto, para los corredores de fondo, las ciclistas e incluso los nadadores, la tecnología portátil que da información sobre la frecuencia cardiaca puede ayudar a garantizar que tengan suficiente energía reservada.

Frecuencia cardiaca máxima: Cuando está en el mejor momento de su ejercicio, puede alcanzar su ritmo cardíaco “máximo”, que significa que su cuerpo se quema muchas calorías y gastan mucha energía. Muchas personas tratan de manipular su ritmo cardíaco para estar en zonas «óptimas» para quemar la grasa, pero en realidad, cuanto más trabaje, más calorías van a quemar. Sin embargo, manejar un nivel tan alto “frecuencia cardíaca máxima”, es increíblemente agotador, así que la duración de la sesión de ejercicios puede ser más corta. Finalmente, a medida que envejece, su corazón se hace un poco más débil, lo que significa una reducción en frecuencia cardíaca máxima que es factible. Llevarse al extremo puede ser peligroso, como que si pone tensión en el corazón, así que recuerde ejercer sabiamente.

Una palabra final de advertencia: Las irregularidades en el ritmo cardíaco no pueden señalar una situación de emergencia, pero es importante que tenga en cuenta estos casos y hablar con un médico. Hay muchos medicamentos, tales como beta bloqueantes y cambios en el estilo de vida que su médico puede sugerir para administrar o modificar su ritmo cardíaco basado en su caso específico.


What do you think?

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry, you must be logged in to post a comment.
Download our App