Formas eficaces de manejar Claustrofobia

Claustrofobia puede ser una condición incapacitante para muchas personas, pero hay muchas formas de manejar este miedo, incluyendo el uso de métodos de desensibilización, ejercicios de reparación, cambios de conducta, meditación, práctica cognitiva, magnesio, vitaminas del grupo B, kava kava y muchos más.

Claustrofobia

El miedo es una parte natural de la vida y una parte importante de nuestro desarrollo evolutivo, pero temores extremos se clasifican como “fobias” y uno de los más graves y  potencialmente afectan a la calidad de vida es la claustrofobia. Se define como un miedo intenso de encasillarse en un espacio pequeño o una habitación sin tener una vía de escape. A diferencia de algunos otros temores comunes (por ejemplo, las arañas, oscuro, alturas), claustrofobia a menudo se clasifica como un trastorno de ansiedad y puede resultar en ataques de pánico cuando las personas se colocan en situaciones restrictivas.

Claustrophobia

Claustrofobia puede ser desencadenada por todo desde ascensores y aviones hasta vagones del metro y habitaciones sin ventanas. Cuando las personas están conscientes de su claustrofobia, a menudo se irán a las grandes longitudes a evitar exponerse a esas condiciones, como subir varios tramos de escaleras, en lugar de entrar en un ascensor.

Los síntomas de claustrofobia son similares a muchos otros trastornos de ansiedad de los ataques de pánico, es decir, excesiva sudoración, elevado ritmo cardíaco, mareos, aturdimiento, náuseas, confusión, opresión en el pecho y un temor genuino de daño inminente. Esta fobia intensa no es simplemente una cuestión de “miedo”, pero también puede ser causada por el tamaño de la amígdala, una predisposición genética a la claustrofobia y el condicionamiento clásico. Aunque no es una “cura” garantizada para la claustrofobia, hay un número de maneras efectivas y remedios conductuales que pueden impedir que el miedo domine su vida. Ahora, echemos un vistazo a algunas de estas opciones preventivas y paliativas en mayor detalle.

Formas eficaces de manejar claustrofobia

Cambios de comportamiento: Desde el inicio de claustrofobia se desencadena a menudo colocando a sí mismo en una situación de confinamiento, admitiendo que tienes un problema y evitar esos escenarios es la mejor forma de manejar claustrofobia. Por ejemplo, evite conducir en hora punta, cuando podría ser atrapado en un atasco de tráfico, o sitúese cerca de una puerta durante las grandes reuniones sociales o fiestas. Usted puede también inspeccionar a fondo una habitación o una casa de salidas alternativas para aliviar esos temores. Para más opciones de sentido común, tome las escaleras en lugar de ascensores, viaje en tren en lugar de aire y nunca esté de acuerdo ir espeleología.

Terapia cognitivo-conductual: Hay muchas aplicaciones prácticas de la terapia cognitivo conductual (TCC) que pueden ayudar a modificar patrones de pensamiento y comportamiento. Para el tratamiento de la claustrofobia, TCC anima a los pacientes a afrontar sus miedos, típicamente a través de un proceso de exposición gradual a pequeños espacios y el material original del miedo. Este tipo de terapia cognitivo conductual se denomina terapia de desensibilización, como exposición prolongada a la fuente del miedo puede ayudar a la mente a superar su terror. Típicamente, un viaje de ascensor puede ser una pesadilla de treinta segundos, y una claustrofóbica se va volando del ascensor tan pronto como sea posible. TCC (terapia de desensibilización) puede consistir en quedarse en el elevador para 20-30 minutos, montar hacia arriba y hacia abajo y permitiendo que el pánico inicial se aquieta hasta que el miedo irracional se debilita.

Ejercicios de respiración: Uno de los primeros síntomas de un ataque de pánico o ansiedad es la dificultad en respiración, opresión del pecho y mareos. Una reducción de oxígeno al cerebro puede exacerbar todos los otros síntomas de claustrofobia, mientras que también le impide pensar bien. Si ves a un psicólogo o especialista con respecto a su claustrofobia, probablemente pueden recomendar ejercicios de respiración que puede utilizar cuando usted siente una angustia claustrofóbica. La respiración profunda puede tener un efecto calmante sobre la mente y el cuerpo, evitando así el pánico de este miedo.

Meditación: Otro remedio eficaz para la claustrofobia es la meditación, como puede ayudar a centrar sus pensamientos y también puede reflejar a la causa de su intenso temor. Si usted puede quitar las capas de su psique y exponer la causa subyacente de tu miedo, puede ser más fácil descartarlo o comenzar a superar el miedo incapacitante asociado con esta fobia. La meditación también puede reducir los niveles hormonales de estrés en el cuerpo, haciéndolos menos propenso a una lucha instantánea o respuestas de vuelo a espacios pequeños.

Suplementos de magnesio: Los estudios han demostrado que claustrofobia y muchas otras ansiedades trastornos están estrechamente relacionados con los niveles de magnesio en el cuerpo. Hiperventilación y estrés excesivo pueden gastar rápidamente los niveles de magnesio de su organismo, que es un mineral clave para la regulación hormonal y también para la mitigación de las hormonas del estrés en el cuerpo. Los sistemas nerviosos y metabólicos requieren magnesio para cientos de diferentes operaciones, así que si quiere evitar ataques de pánico innecesario, añade alimentos ricos en magnesio a tu dieta, tales como cereales integrales, yogur, semillas, pescado, frijoles y chocolate negro.

Kava Kava/Hierba de San Juan: Ambos de estos remedios herbarios se recomiendan ampliamente para problemas de ansiedad y estrés, que también puede ayudar a proteger las personas que sufren de claustrofobia. Si su cuerpo es menos probable responder violentamente a la ansiedad, debido a los efectos ansiolíticos de estos suplementos, resultará más fácil funcionar normalmente medida en todo el mundo, incluso en espacios reducidos. Sin embargo, la hierba de San Juan puede afectar el control de la natalidad, mientras que kava kava puede interactuar con medicamentos como Xanax, impacta negativamente las personas con problemas de hígado.

Vitamina B: En todos los ámbitos, vitaminas del complejo B participan profundamente en función del sistema nervioso, que significa que está implicado en la ansiedad, estrés, ataques de pánico y claustrofobia. De la producción de serotonina y la glándula suprarrenal a síntomas depresivos, vitaminas del complejo B son esenciales para la función mental y física. Vitaminas de complejo B se encuentran en concentraciones altas en granos enteros, nueces, espinacas, aves de corral, pescados y mariscos.

Palabra final de advertencia: Mientras claustrofobia y otras fobias graves pueden ser controlados a través de los métodos mencionados anteriormente, hablar con un psicólogo u otro especialista también puede ser útil. Si usted se siente que su vida está siendo severamente afectada por claustrofobia, asesoramiento profesional es altamente recomendable.

What do you think?

Download our App